La Secretaría de Deportes acompañó a Espartanos en el acto de egresados del Centro de Formación Profesional San José

El secretario de Deportes, Marcelo Cordova, y la subsecretaria, Inés Bennassar, estuvieron presentes en el colegio Salesiano acompañando a cuatro jugadores del equipo de rugby Espartanos quienes recibieron sus diplomas como electricistas e instaladores de sanitarios.

Más de 150 salteños recibieron ayer sus diplomas de finalización de estudios sobre montajes electricistas domiciliarios y montadores de instalaciones sanitarias que entregó el Centro de Formación Profesional San José que se desarrolla en el Colegio Salesiano.

Entre los 150 egresados había cuatro jugadores del equipo de rugby Espartanos, plantel formado por internos del servicio penal. Ellos son: Juan Carlos Arroyo Flores, Mario Salvador Montero, José Miguel Soto y Angel Clemente Rojas.

Espartano es una organización sin fines de lucro que se sustenta con el aporte de voluntarios y donantes. Buscamos bajar la tasa de reincidencia delictiva promoviendo la integración, socialización y acompañamiento de personas privadas de su libertad a través del rugby, la educación, el trabajo y la espiritualidad”, señaló Marcelo Cordova quien además de su cargo como Secretario de Deportes es uno de los instructores voluntarios en el programa Espartanos.

“La primera vez que llegué a Salta pedí un vas o de agua y una señora no tardó en decirme que no… pensé que hubiera pasado si le pedía un plato de comida. Esa fue mi primera impresión de la gente de la ciudad. En los últimos meses encontré muchas personas que ayudan a otras sin saber quienes somos, que hicimos o de donde venimos. Personas que nos alientan, que nos escuchan, que nos dan las ´buenas noches’ y nos dicen que todo se puede… sus palabras nos alientan, pero con sus ejemplos nos arrastran a seguir”, contaba Angel Rojas.

Los cursos que se dictan en el colegio Salesiano son gratuitos, y no tienen limitaciones de edad ni de sexo. Allí las segundas oportunidades son una realidad. “Ni siquiera tenemos que traer materiales. Te dan todo y además construyen en valores”, cuenta José Soto quien también se define como Espartano.

En Salta el proyecto Espartanos llegó a tres unidades carcelarias. En la UCN° 1 de Villa Las Rosas el plantel de rugby se llama Infernales, en el Complejo Federal III de General Güemes el equipo lleva el nombre de Los Gauchos de Güemes, mientras que en Tartagal hay 40 internos entrenando a la espera de su primer partido oficial donde saldrá el nombre de su equipo.

En Salta son más de 200 internos que están en el proyecto Espartanos, que gracias al deporte, sumando la educación, el acompañamiento personal a cada persona, y la generación de empleo para quienes recuperan su libertad, se logró bajar la violencia en los penales y que la reincidencia baje del 65%, al 5% en quienes participan del programa.

“Nosotros tenemos una frase que nos identifica como Espartanos y que dice que una persona puede caer… pero lo importante es no permanecer caído”, contaba Angel Rojas quien está a pocos meses de recuperar su libertad y además de saldar su deuda con la sociedad ya tiene un oficio certificado y fuertes valores morales enraizados para que la segunda oportunidad sea una realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *